domingo, 30 de junio de 2013

Madrid Erótico. Con los senos en libertad


Las alegres chicas del Teatro Romea de 1932, cinco en total; diez senos al natural, y en libertad. Alegres, generosos, fresquitos y pimpantes, símbolo inequívoco del avance de los tiempos. Esos que no se volverán a repetir hasta la década de los 70 del pasado siglo XX.


Reportaje
Con los senos en libertad
Por R. M. G.
Fotografías de Campúa

Dice el periodista de Crónica:

"Nuestros abuelos, ante estos diez senos como diez magnolias, se han de sentir un poco inquietos. Consideraban ellos que en las espinillas de una corista de «la cuarta» de Apolo se encerraba toda la perversión posible, y al cabo de los años resulta que no hay perversión ni siquiera en el encanto de unos senos mostrados en toda su hermosura a un público que comprende perfectamente la estética del espectáculo que se le ofrece.

En primer término, de izquierda a derecha: Jenny Falinsky, Margarita Carbajal, Aurora Sáinz y Amalia Aríza. En el círculo del fondo: las cinco "girls", Teresa Méndez, «Gogy» Gimeno, Paquita Anguita, Joaquina Bueno y Amalia Alonso, con los senos en libertad.





Sólo para ellas
Publicidad




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-021 MADEROT


.

Madrid, 29 y 30 de junio de 1913




Efemérides del 29 y 30 de junio de 1913




1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30









Domingo 29






Máxima    31,5º
Mínima   14,9º

En Córdoba y Sevilla se alcanzaron los 41º




Coplas del domingo, por Antonio Casero

VERANIEGA
—Vamos, chica, saca el catre
ahí en mita del arroyo,
y dile al guardia, si asoma
por ahí, que ties a tu esposo
puesto a refrescar, porque eso
de que suspire rescoldo
un gachó que está too el día
en ebullición, no hay modo.
—Güeno, sí; pero no acciones,
y de eso rebaja un poco,
porque no es pa que lo pongas
a cincuenta grados.
—Noto
que estás pa que te cretique un mudo.
—Si te conozco,
y no ties razón con eso
de dormir en el arroyo.
—Pos que en vez de hacer boardillas
hagan fresqueras.
—Manolo,
que al fin es tu hogar.
—M'alegro;
pero mi hogar es un horno,
y yo no soy cochinillo
pa morir asao.
—¡Tampoco !
¡Mia que dormir en la calle!
—Y ya verás cómo ronco.
—Y tú que sueñas a voces.
—Pos mejor; así hago corro,
igual que 1os charlatanes
de específicos; m'acoplo
en el de lanas, y al punto
me quedo «roque» del todo,
y si pones junto al catre
el botijo del pitorro
verdinegro, c'hace el agua
que, pa que tomes un sorbo,
ties que echar brasero, mieles
sobre hojuelas; ni en el Congo
están mejor «les amigues»
de «le roa».
—Chico, estás loco.
—Mucho; pero baja el catre,
si no quies que un matrimonio
se derrita en una alcoba
que es una caja de fósforos.
—Te digo que no le bajo.
—Pos yo no subo tampoco,
que entre el calor c'hace arriba
y el fuego que echan tus ojos
se derrite hasta la llave
de la puerta; conque, pronto,
ú me complaces ú, ¡míalas!,
me voy derecho al divorcio.
—¡Y un ave con trufas! ¡Miste
por dónde se sale el pollo!
Pa mí que tú t'has creído
que me va a dar un soponcio
por la triste nueva; vamos,
chico, no te pongas tonto,
y sube a dormir a casa.
—¿Me lo exiges tú, pimpollo?
—Lo exige doña «Prudencia»,
y, además, que en el arroyo
te van a picar las moscas.
—Pero ¿tú ties el antojo
de que no duerma en la «rue»?
Pos arriba, al calabozo,
y, si acaso me liquido,
bébeme y no dejes posos...
—Muchacho, suelta, que miran.
—Pos que llamen a un fotógrafo,
ú que miren al sistema
planetario los curiosos;
no te achiques tú, morena;
cuando me miran tus ojos
paece que me están poniendo
botones de fuego.
—¡Tonto!...
—Dame el abanico.
—Toma...
¿Qué estás haciendo, Manolo?
—Preguntándole si subo
ú si me quedo...
—¡Estás loco!...
— Ya me faltan tres varillas...
si... no... .si... punto redondo, 
me dice que suba, y subo.
—¿Lo ves, hombre?
—¡Qué bochorno!...
Esposa, vamos, que es tarde.
—Cuando tú quieras, esposo;
y que la gloria está arriba
no hay que dudarlo, Manolo.
—Justo, arriba está la gloria
con angelitos y todo.



Catástrofe en la calle Embajadores
Mucho hemos hablado de la pavimentación de las calles de Madrid. La noticia de hoy tiene mucho que ver con esos trabajos.
Una máquina apisonadora, cuyo peso exacto es de 1450 kilogramos, conducida por el maquinista Emilio García Hernández, desapareció en plena calle de Embajadores y cayó a nueve metros de profundidad.
Del maquinista, que llevaba el regulador, nada se sabía de momento, aunque se suponía que debía haber quedado aplastado debajo de la máquina; se temía, además, que se hubiese aplastado también un amigo de éste que había subido a la máquina momentos antes de la catástrofe.
El lugar en que ocurrió el suceso era casi el centro de la calle Embajadores, frente a la casa señalada con el número 100, muy cerca de la esquina de la calle del Labrador.
La máquina apisonadora, que venía de El Pardo y estaba a punta de llegar a su destino, el taller de reparaciones que existía en el paseo de Santa María de la Cabeza, rodaba lentamente y con doble freno, por ir cuesta abajo, en dirección del Paseo de Santa María de la Cabeza.
Al paso de la máquina se notó un temblor de tierra y a continuación un estruendoso ruido; fue entonces cuando la máquina comenzó a hundirse por la parte trasera.
Por su enorme peso, la apisonadora hizo que el hoyo del suelo fuera ensanchándose y ahondándose; así fue que el hundimiento se inició lentamente; pero luego, en un abrir y cerrar de ojos, la máquina dio una vuelta de campana y quedó materialmente volcada, con las ruedas al cielo, en lo profundo del negro agujero.
En la fotografía, las apisonadoras del Ayuntamiento.

Un barrendero heroico
El empleado de limpieza del Ayuntamiento, Juan Garrido Moraleda, inquilino de la casa número 102 de la calle Embajadores fue el primero en acudir al auxilio del maquinista y su acompañante. Se aproximó al gran boquete que había dejado la máquina con la intención de socorrer a las víctimas, pero un desprendimiento de tierra lo empujó hacia el abismo.
Al momento se acercaron varios transeúntes y las parejas de Seguridad números 860 y 992, Gregorio Gutiérrez y Valeriano Herraz, del distrito de La Inclusa, que empezaron a trabajar valerosamente para rescatar a las víctimas.

Una explosión
En el momento que se realizaban las tareas de rescate se produjo una enorme detonación y a continuación surgieron del fondo del agujero grandes llamas.
A pesar de ello, los guardias citados consiguieron rescatar al barrendero Juan Garrido con la ayuda de un cable que había facilitado el dueño de una cacharrería.
Se sucedieron más explosiones y aumentó el tamaño de lo que ya era una gran hoguera que salía del agujero y que era producida por un escape de gas.
A esta desgracia había que sumar un peligro mayor, la caldera de la máquina apisonadora, que estaba a toda presión.
Desde la Casa de Socorro de La Inclusa, los guardias que llevaron al herido barrendero, comenzaron a llamar por teléfono a los servicios que debían actuar en tamaña catástrofe.

Las actuaciones siguientes
Inmediatamente se movilizó el servicio de incendios, con el delegado, Sr. Reynot, y el arquitecto jefe, Sr. Monasterio.
La fábrica de gas cortó el suministro de fluido de esa zona para evitar que el fuego se propagase por las tuberías de otros ramales, lo que hubiese originado un incendio monumental.
Los bomberos descendieron al fondo del boquete, apagaron las llamas que aún quedaban y abrieron todas las válvulas de la caldera de la apisonadora para evitar una terrible explosión.
Para entonces la calle se había atestado de curiosos y hubo que acordonar la zona y solicitar la colaboración de las fuerzas de orden público de caballería de infantería.
A las diez de la noche se presentó el Juzgado de guardia de la Latina.


La búsqueda del maquinista
Aunque la fábrica de gas había cortado el suministro, los bomberos tuvieron que hacer un boquete 10 metros más allá del hundimiento para cortar por completo el gas. Una vez realizada esta operación pusieron todo su empeño en la búsqueda y rescate del maquinista... o su cadáver.
No había ni rastro del desafortunado Emilio García.
Los bomberos pudieron comprobar que debajo de la apisonadora, y por su peso, había cortado una alcantarilla. Se supuso entonces que el cuerpo del infeliz podía haberse deslizado por la bóveda del alcantarillado.
Para tratar de confirmar asta hipótesis se transmitieron diversas órdenes, y poco después una brigada de obreros del alcantarillado recorría las alcantarillas de aquella parte del subsuelo. Esta investigación tampoco tuvo éxito.

El barrendero grave
A la Casa de Socorro de La Inclusa se dirigió el Juzgado para tomar declaración al empleado del Ayuntamiento Juan Garrido Moraleda.
El pobre hombre sufría heridas de consideración y varias fracturas. Su estado era grave, pero aún así pudo declarar ante el juez cómo habían ocurrido los hechos. Fue trasladado con urgencia al hospital Provincial.

El padre del maquinista
Se supo que el padre del maquinista, D. Eduardo García Nogales, se había apeado de la máquina apisonadora momentos antes del derrumbe. El hombre fue quién con sus gritos de auxilio había alertado a Juan Garrido.
En gran estado de nerviosismo encontró el juez al referido en la Casa de Socorro.
Prestó declaración y dijo que se hallaba con su hijo apisonando la carretera de Las Rozas pero, por una avería, hubo que trasladar la máquina al taller de Santa María de la Cabeza.
Salieron de Las Rozas a las cuatro de la madrugada y con ellos viajaba el capataz Hervás.
A primeras horas de la noche la apisonadora había llegado a El Pardo, donde padre e hijo pretendían dejarla para ir a Madrid a dormir y volver a recogerla al día siguiente; pero el capataz Hervás se negó y les obligó a continuar ruta hasta el taller.
Así lo hicieron, y el capataz se quedó a dormir en El Pardo... ¡Menudo nene!

¡Otro hombre muerto!
El padre del maquinista dijo al juez que temía que otro hombre estuviese sepultado junto a su hijo. Se trataba de "el Chato", el amigo del desaparecido que había subido a la apisonadora momentos antes del hundimiento.
"El Chato" había subido a la máquina a la altura del paseo de las Acacias y Eduardo García Nogales no recordaba haberse despedido de él ni que se hubiese apeado.

Los trabajos continuaron todo ese día y días sucesivos. Tendremos más información en las efemérides de mañana.


Pasarela Cibeles
Algunos modelos de trajes de calle y de vestir, de mañana y de tarde.








Lunes 30





Máxima    31,4º
Mínima   18,4º





Ávila ardiendo, Madrid acude en su auxilio
Todo comienza la noche del lunes 30 con un incendio en la botica de D. Inocencio Guerras, en la calle de San Segundo, que se propaga a las casas inmediatas. Se teme que arda la manzana entera porque el Ayuntamiento no dispone de agua suficiente para extinguir las llamas.
Se queman dos casas más, propiedad de D. Alejandro Ramos. La confusión es grandísima. La gente comienza a desalojar sus casas y deposita los muebles en la plaza del Alcázar, que quedan custodiados por la Guardia Civil.
Se levanta una protesta generalizada en contra del Ayuntamiento.
Comienzan a arder tres casas más. Las comunicaciones telefónicas quedan cortadas. Poco antes Madrid recibe la llamada de socorro.
Una nueva casa comienza a arder, es el mejor edificio de la plaza del Alcázar.
Comienzan a producirse víctimas. El bombero Pablo Martín se fractura una costilla y está grave. Felipe Pascual y Cándido Cenalmor están heridos en la pierna y en la cabeza.

Los bomberos de Madrid, al mando del Sr. Reynot, llegarán a Ávila a las cinco y media de la mañana del día 1. Llevan todo el material y personal necesario para extinguir el incendio, aunque la escasez de agua les dificulta el trabajo.
Continúa el relato en las efemérides del día 1 de julio de 1913.



Continúan las tareas de rescate en la calle Embajadores
Como comentábamos en las efemérides del día de ayer, se barajaba la posibilidad de que el cuerpo del maquinista Emilio García hubiese caído a la bóveda del alcantarillado. Comenzaron entonces los trabajos de búsqueda a cargo de  los obreros municipales de los ramos de alcantarillado, fontanería y Vías públicas. Llegada la noche se suspendieron estos trabajos y se reanudaron el día de hoy de hace cien años a las seis de la mañana.
Los bomberos colocaron transversalmente sobre el boquete, a una altura de cuatro metros, una escala de "Magueriou" que formaba una especie de puente y servía de apoyo a las escaleras verticales.

Aparece el maquinista
Poco antes de anochecer fue hallado el cadáver del maquinista en la alcantarilla del Paseo de Santa María de la Cabeza, unos 16 metros antes de llegar a la bifurcación de esta con la de la calle de Embajadores, que bajaba al peso en dirección del Embarcadero del Canal.
El primero que vio el cadáver fue el vigilante Juan Aguado, y poco después le sacaron por la inmediata boca de la alcantarilla, con ayuda de cuerdas, los obreros Lucas Isabel y Manuel Romero. Ante el juez, Sr. Suárez, fue identificado el cadáver por el gerente de la casa Garroya, Arrieta, Hermanos, y dos amigos del finado.
El médico de la casa apreció en el cadáver diversas heridas y quemaduras.
Los restos fueron trasladados al Depósito judicial, donde se practicó la autopsia.

Aparece "el Chato"
También aparece el cuerpo del amigo del maquinista, aquel que había subido a la apisonadora poco antes del derrumbe, pero en una taberna de la calle de Toledo.
Lo cierto es que "el Chato" subió a la máquina, saludó a su amigo, y volvió a bajar. Se había marchado por una calle perpendicular a la de Embajadores y no se enteró del accidente hasta este día.

Muere el heroico barrendero
En el hospital de la Princesa fallece, a última hora de la noche, el infortunado obrero Juan Garrido, víctima de su valor y generosidad, por haber querido salvar la vida de un semejante.
Del comportamiento de este valeroso y abnegado obrero se hicieron grandes elogios.



Desastre bursátil
Extraemos esta interesante noticia de "La Correspondencia de España", del día de la fecha:

"Desde hace muchos, muchísimos años, no se registra caso semejante en el mercado mundial. Aunque nos hayamos acostumbrado á ello, porque el mal data de meses, es necesario reconocer que la baja de los valores en todas las Bolsas, si no constituye un desastre bursátil, es un presagio que obliga á ponerse en guardia.
No es en España únicamente donde la Bolsa da impresión de una inquietud molesta; es en todo él mundo, como hace notar un estimado colega financiero, que atribuye, muy acertadamente, la baja general á las causas siguientes:
1.º El temor á la prolongación de la nueva guerra entre Bulgaria y Serbia, y sus posibles derivaciones, dado el encontrado interés de Rusia y Austria.
2.º La persecución fiscal, la amenaza de grandes nuevos impuestos sobre la riqueza mobiliaria que se proyectan en Francia, Alemania, Bélgica, Estados Unidos, etc.
3.º La prolongada y agravada tensión monetaria, que adquiere caracteres graves en Nueva York, en Austria y Alemania, trastornando por completo las Bolsas de aquellas plazas.
4.º El furor de los grandes armamentos de Francia y Alemania y Bélgica, que producen grandes desalientos, porque todo el mundo cree que es la preparación de la guerra europea, tan temida desde hace años, para un plazo quizá largo ó quizá no tanto.
5.º Las grandes necesidades de dinero que los Estados y Empresas tienen, y cuyas emisiones se vienen preparando; y
6.º Como consecuencia de todo lo expuesto, una desviación general de los capitales de la Bolsa; el capitalista no siente codicia por invertir su dinero estando en baja la Bolsa; se reserva, y con sus reservas aumenta el malestar general de los mercados.
En España, aparte los motivos de índole general anteriormente expuestos, existen otros muy poderosos para que muestren su abstención del mercado los valores.
La guerra de Marruecos, que no se sabe hasta dónde podrá llegar -porque en las operaciones de 1909 en Melilla fijamos un límite, y aquí, por la amplitud de la zona y la reserva que sobre el objetivo final se guarda, es imposible todo cálculo de probabilidades,- ha producido en las contrataciones un enorme recelo, que difícilmente podría ser disipado.
Por otra parte, la política interior no tiene nada de satisfactoria. Como suele decirse, la Bolsa vive en el aire, sin orientación económica y sin orientación política. Dividido el partido liberal, nadie ve soluciones duraderas que contribuyan á la estabilidad del crédito, después de una rotunda definición de marcha financiera."


El valor de la propiedad en Madrid
Estos son los precios de venta de las viviendas de Madrid del mes de junio de 1913
Casa de la travesía del Homo de la Mata, de unos 3.500 pies, en 87.000 pesetas, precio que, se aproximaba a 24,75 pesetas por pie cuadrado edificado.
Casa de la calle de Almansa, de 4.029 pies, en 48.700 pesetas, o sea a poco más de 12 pesetas por pie.
Casa de la calle de Eloy Gonzalo, de 9.240 pies, en unas 91.000 pesetas, lo que equivalía a unas 9,85 pesetas por unidad.
Casa de la calle del Ave María, de 2.355 pies en unas 53.000 pesetas, o 27,85 aproximadamente por pie.
Casa la calle del Marqués de Urquijo, de 3.700 pies, en 117.000 pesetas, 0 31,75 aproximadamente por pie.
También se vendió un solar del final de la calle de Claudio Coello, de unos 7.100 pies cuadrados, a unas 9,85 pesetas por unidad; otro de la calle de Hermosilla, de poco más de 5.000 pies, a 4,35 pesetas cada uno, y otro de la calle de García Paredes, de cerca de 9.800 pies, a 2,75 pesetas por unidad.



El Gobierno y las manifestaciones
Las mujeres tenían intención de hacer una manifestación en contra de la guerra de Marruecos. Ya habían anunciado esta intención en un mitin celebrado en el Teatro Barbieri.
Este día se le preguntó al conde de Romanones si autorizaría la manifestación. El jefe de Gobierno respondió que, si bien se había reunido con el ministro de Gobernación, aún no se había resuelto nada sobre el tema.
Añadió Romanones que, como liberal, era partidario de que todo el mundo se manifestase dentro de los términos establecidos por las leyes, pero no por ello dejaba de reconocer que en muchas ocasiones el Gobierno debía andarse con cuidado en autorizar el ejercicio de dicho derecho.



Humor centenario




Las fotos
En la fotografía, tomada por Alfonso, vemos a los bomberos extendiendo la escala "Magueriou" para iniciar las tareas de rescate en el accidente de la calle Embajadores.



Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE MARZO (III)
Congrio guisado
Un kilo de congrio. Doscientos gramos de aceite. Doscientos gramos de tomates.

El congrio debe comprarse abierto; se reboza en harina y se dora en aceite bien caliente, echando en la misma grasa un casco de cebolla picada y el tomate pelado y partido también. Cuando va quedando el tomate en la grasa, se echan unos cacillos de agua y se deja hervir unos veinte minutos, espesando la salsa con un poco de harina tostada desleída en agua. Para servir el pescado ha de pasarse la salsa por el colador.

Coste aproximado, 3 pesetas.


Croquetas de salmón
Un cuartillo de leche. Doscientos gramos de harina. Cien gramos de manteca de vaca. Doscientos cincuenta gramos de aceite. Doscientos cincuenta gramos de pan rallado. Tres huevos. Cuarto de kilo de salmón.

En la manteca de vaca, se rehoga la harina sin que tome color y se añade la leche, un polvo de pimienta, la sal suficiente y unas ralladuras de nuez moscada. Se da vuelta sin cesar para que no se apelmace la harina y quede una crema espesa, que se pone á enfriar en una fuente.
En estando fría, se toma una cucharada y colocando en el centro un pedacito de salmón, se le da forma redonda y alargada, rodándola sobre el pan rallado, bañándola después en el huevo batido y volviéndola á rebozar en el pan, se fríe en aceite abundante y muy caliente.
El salmón se habrá cocido con una cebolleta y dos dientes de ajo y sacándole del agua, debe haberse enfriado antes de partirlo para las croquetas.

Coste aproximado, 5,50 pesetas.



Publicidad con solera





© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-163/164 EFEMERIDES1913

.

sábado, 29 de junio de 2013

Estampas. Madrid pueblo: Los veraneantes se van



Página de Humor, por Bellón
"Los veraneantes se van"
Crónica, 1934




© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-011 ESTAMPAS MAD


.

viernes, 28 de junio de 2013

Madrid, 28 de junio de 1913




Efemérides del 28 de junio de 1913

Sábado 28






Máxima    31,4º
Mínima   15,4º






Contenido:
Consejo de ministros en casa de Romanones - Estado sanitario - Homenaje al Sr. Altamira, director general de Primera enseñanza - Una subasta tétrica - El tren de los baños de mar - El Museo del Centro Comercial Hispanomarroquí -Lencería elegante en Pasarela Cibeles.



1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30











Consejo de ministros en casa de Romanones
Como las Cortes estaban cerradas, a las diez de la mañana se celebró Consejo de ministros en el domicilio del conde de Romanones.
A la reunión asistió también el ministro de Instrucción pública, que había llegado por la mañana de Valencia.
Terminado el Consejo, dijo el conde de Romanones á los periodistas que la reunión se había dedicado principalmente a tratar de la cuestión de Marruecos y de las operaciones realizadas en África durante la última semana, así como del plan que el Gobierno iba a desarrollar allí.
También se trató el tema del Manifiesto publicado por los liberales disidentes. [Ver efemérides del 23 de junio de 1913]
Dijo el conde:
"El ministro de la Guerra dio cuenta de su proyecto de decreto reformando la ley sobre el voluntariado en África, con objeto de hacer las prescripciones de esta ley menos rígidas.
Pretende con su proyecto el general Luque subsanar en la práctica los inconvenientes de esta ley, a la cual sólo se han acogido unos 3.000 hombres, y conseguir que el ejército de primera línea en África lo compongan los voluntarios y las fuerzas regulares indígenas."
El ministro de la Gobernación dio cuenta de un proyecto sobre higiene de las viviendas en Madrid.
El de Instrucción pública sometió a votación la aprobación de los presupuestos para la escala de sueldos de maestras y maestros de las escuelas Normales y las reglas para el suministro de material de enseñanza para las Escuelas primarias.
A continuación se facilitó a los periodistas una extensa Nota oficiosa referente al Manifiesto de los liberales disidentes en la que quedaba reflejado el poco interés y poco caso que habían hecho a dicho documento.

"El Gobierno espera en esta hora, que á todos pide reflexión, que no se vea en la actitud que ha adoptado un mero interés político, sino altas conveniencias de la Patria, y amparado en la rectitud de la conciencia nacional, está seguro de que así lo apreciará la opinión pública, y en su día la representación del país.
No olvidará el Consejo de Ministros la saludable indicación que contiene el documento aludido, para cuando las circunstancias lo consientan, y espera igualmente del patriotismo de cuantos suscriben el manifiesto, que el acto realizado sólo constituirá una divergencia pasajera en la apreciación de un hecho concreto, y no un apartamiento definitivo, que podría acarrear trastornos en el  porvenir del partido liberal."


Estado sanitario 
Según "El Siglo Médico", la última semana había variado muy poco con relación a la anterior las enfermedades dominantes en la corte. Abundaban las del aparato respiratorio, desde la bronquitis y laringo-bronquitis hasta las neumonías de carácter mortal. También fueron frecuentes las anginas tonsilares y faríngeas y los catarros gripales.
En el tubo digestivo dominaban la escena, como era natural, las indigestiones y cólicos intestinales y hepáticos y también las fiebres eberthianas.
Las congestiones cerebrales, pulmonares y hepáticas provocaron algunas muertes.
En los niños abundaban los casos de coqueluche y también los de anginas membranosas y pseudo-membranosás.



Homenaje al Sr. Altamira, director general de Primera enseñanza
La Comisión de la Federación del Magisterio Vascongado, que se encontraba en Madrid con objeto de llevar a cabo el homenaje de gratitud acordado por dicha entidad cuando fue aprobada la ley de equiparación de aquellos maestros con los del reato de España, saludó en su despacho al Sr. D. Rafael Altamira y Crevea, director general de Primera enseñanza, haciéndole entrega del título de presidente honorario de dicha Federación, extendido en lujoso pergamino y encerrado en un artístico marco, juntamente con un álbum que llevaba las firmas de todos los maestros de la región vasca.



Una subasta tétrica
Tal día como hoy se celebraba en el Palacio de Ventas de París la almoneda de una colección del abogado Cheramy. En el catálogo se anuncia que en la colección figuraban varios libros raros encuadernados en piel de mujer.
En el mismo Palacio se subastaba un cadáver de hombre cuya historia era muy curiosa.
Se trataba del cadáver petrificado de un patagón, de un metro noventa de estatura, fallecido indudablemente en tiempos remotos a consecuencia de dos heridas, una en la frente y otra, en el pecho.
El cadáver había sido descubierto en 1899 por dos pescadores chilenos en la desembocadura del río Uncapel, en el límite entre Chile y la Patagonia.
Debió haber sido enterrado con los ritos de las antiguas tribus que habitaban la costa meridional del Pacífico, y debió petrificarse lentamente a lo largo de los siglos.
Lo compró un yanqui por 5.000 francos, y al amparo de la noche lo hizo llevar a bordo de un buque, burlando la prohibición de las autoridades locales.
En Lima lo expuso por primera vez, y en pocas semanas recaudó 30.000 francos.
Entonces decidió viajar a París para exponerlo y hacer dinero con el cadáver petrificado durante la Exposición de 1900.
Durante la travesía perdió al juego hasta el último céntimo y tuvo que empeñar el cadáver para comprar un billete de vuelta a los Estados Unidos.
En una subasta judicial fue vendida la momia del patagón que aquel día se subastaba en la almoneda.



El tren de los baños de mar
La Compañía del Mediodía, de acuerdo con las demás de ferrocarriles, publica este día el servicio de baños que establece para las playas del Mediterráneo y del Océano, a contar desde el 1.º de julio.
Los billetes, a precios muy económicos, podían adquirirse para los siguientes destinos:
Playas de Valencia, Denia, Alicante, Cartagena y Torrevieja.
Playas andaluzas: Málaga, Puerto de Santa María, Puerto Real, Cádiz y Sanlúcar de Barrameda.
En los carteles fijados en las estaciones y en los prospectos (1) que se facilitaban gratis por las mismas, y en el despacho central de Madrid (Alcalá, 12 moderno), el público podía encontrar cuantos detalles de interés, tanto en lo relativo a precios, como en lo concerniente a los puntos de detención para visitar algunos balnearios, y a las condiciones en que se efectuaba el viaje.

(1) En aquellos tiempos a los folletos también se les llamaba prospectos.



El Museo del Centro Comercial Hispanomarroquí
El recién inaugurado Museo de productos africanos que estaba instalado en la calle San Agustín número 2, domicilio social de dicho Centro Comercial, invitaba a los fabricantes de calzado de Madrid a hacerles una visita y conocer las muestras adquiridas. El Centro facilitaba gratuitamente los nombres de los representantes comerciales de diversas poblaciones de Marruecos, a fin de impulsar la acción de los industriales españoles.

"Teniendo en cuenta la importancia que reviste para nosotros el mayor desarrollo del trabajo nacional, y que la influencia comercial de España debe ser todo lo más grande posible, no sólo dentro de la zona de influencia que se le ha reconocido en Marruecos, sino en todo el Imperio, el Centro Hispanomarroquí ha comprado y tiene expuestas en su Museo todas las clases de calzado que se venden en el Rif y de uno corriente en Marruecos para las mujeres, los hombres y los niños, a fin de que nuestros fabricantes puedan darse cuenta exacta de su clase y de sus precios, y puedan, por lo tanto, imitar y desarrollar con toda precisión los expresados artículos."



Humor centenario
De las luchas en el Teatro de la Zarzuela y el Kursaal de Ciudad Lineal.
-¡Cómo luchan estos hombres! ¡Hay que verlos!
-¡Como habrá que verlos es comiendo biftecs!


Las fotos
Vista parcial del aduar de Beni M'Sala, de la kabila de Anghera, durante la visita hecha por la misión pacifista enviada por el gobernador de Ceuta.



Pasarela Cibeles
De la revista "La última moda", sugerentes conjuntos de lencería.





Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE MARZO (II)
Potaje de espinacas
Un manojo de espinacas. Medio kilo de garbanzos. Cien gramos de bacalao. Doscientos gramos de aceite. Dos huevos.

Los garbanzos, que habrán estado en agua seis horas, se cuecen con las espinacas bien lavadas y picadas y el bacalao partido en pedazos muy pequeños.
Cuando los garbanzos están tiernos, se fríe en aceite bien caliente una tostada de pan (que se aparta) una cebolleta y dos dientes de ajo muy picado. Se machaca en el almirez un clavo de especia, unas hebras de azafrán y la tostada frita; se deslíe esto con caldo de los garbanzos, se reúne á la cebolla y se vierte todo en el potaje que deberá tener poca agua.
Los huevos cocidos, duros y muy picados, se echan también en los garbanzos y moviendo la olla para que todo se mezcle, se deja reposar quince minutos al lado de la hornilla.
Si el picante agrada, puede ponerse un poco de pimienta negra ó pimiento encarnado picante.

Coste aproximado, 1,50 pesetas.


Puré de cangrejos
Una docena de cangrejos. Una cabeza de mero. Cincuenta gramos de manteca de vaca.

Se cuece la cabeza y los cangrejos, con una cebolleta, una zanahoria, una rama de apio y una hoja de laurel; cuando la cabeza está muy cocida, se cuela el caldo, se sacan los cangrejos y quitándoles las colas, se machacan perfectamente en el mortero, volviéndolos á echar en el caldo donde deben cocer otros diez minutos; pasados los cuales, se vuelve á colar por un colador de tela metálica.
Se mondan las colas de los cangrejos y partidos por medio, se ponen en la sopera con cuadraditos de pan frito. Al tiempo de ir á comer, se vierte el puré en la sopera sobre el pan.

Coste aproximado, 2,50 pesetas.



Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-162 EFEMERIDES1913

.

jueves, 27 de junio de 2013

Madrid, 27 de junio de 1913. Con una exclusiva




Efemérides del 27 de junio de 1913

Viernes 27






Máxima    31,5º
Mínima   14,9º






Contenido:
La cabeza del hombre invisible - Una exclusiva: Monumento a las víctimas del Dos de Mayo - Las bocinas y el Ayuntamiento - En las fotos, rescate de prisioneros del cañonero "General Concha".



1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30








La cabeza del hombre invisible

Durante todo este tiempo se sucedieron los careos, confesiones y testificaciones en el caso del asesinato de D. Rodrigo García Jalón, popularmente conocido como "el hombre invisible" por no haberse tenido ni rastro de su paradero hasta la aparición de parte de su cadáver en la Escuela Superior de Guerra.
El Juzgado militar, al que había pasado este caso por ser el presunto asesino un capitán, puso empeño en la resolución y después de varias investigaciones y búsquedas dio con la cabeza del pobre Jalón.
En las primeras horas de la tarde del día de la fecha, el juez militar con el secretario se constituyeron en la Escuela Superior de Guerra.
Allí esperaban, citados con urgencia momentos antes, unos soldados albañiles.
Sobre las cinco de la tarde, en el interior del edificio militar que habitó el capitán Sánchez, fue hallada la cabeza de don Rodrigo García Jalón.
Fue avisado inmediatamente el medico militar que intervenía en las diligencias sumariales, y en seguida, examinó los restos mortales hallados.
Juez, secretario y galeno se trasladaron al Laboratorio municipal con objeto de realizar un análisis donde quedó definitivamente probado que el cráneo era de un hombre.
Según los informes, el estado en que se hallaba la cabeza de la víctima del capitán Sánchez revelaba claramente la ferocidad del asesino.
La bóveda craneana aparecía completamente machacada. Los golpes contundentes descargados en ella  eran numerosos.
Le faltan muy pocos huesos. También aparecía adherido algún trozo de cuero, punto esencial para comprobar la identidad, que ya era indudable.


========================================================================
NOTA DEL AUTOR
Hemos buscado por todas partes y exprimido todas las fuentes, pero no fuimos capaces de encontrar una referencia histórica, tanto en la información sobre el cementerio de La Florida como en la biografía del escultor León Barrenechea, sobre el monumento a las víctimas del Dos de Mayo que se emplazaría en el cementerio de La Florida sobre un proyecto del año 1913.
Lo cierto es que, de no encontrar quien nos rebata lo que vamos a decir, podemos ofrecer en exclusiva a los lectores de Historia Urbana de Madrid -y es la segunda vez que nos ocurre- esta primicia:


Monumento a las víctimas del Dos de Mayo
En el Ayuntamiento se presenta este día el boceto de monumento a las víctimas del Dos de Mayo de 1808, ejecutado por el escultor León de Barrenechea por encargo de la Congregación de la Buena Dicha.
Severo y elegante, el boceto revelaba delicada inspiración al elegir las figuras simbólicas colocadas encima de un altar y entre dos columnas cinerarias.
La Historia, representada por una belleza alada, recoge con su mano izquierda a tres heridos de la gloriosa jornada, mientras alza su diestra señalando con un dedo al espacio.
A la derecha del observador, otra figura admirable, la Patria llorando, cubriéndose la cara con las manos.

En la revista "Mundo Gráfico", del 3 de septiembre de 1913, se publica esta noticia que aporta datos sobre la finalidad y emplazamiento de aquel proyecto:

"La Congregación de la Buena Dicha y Victimas del Dos de Mayo, compuesta de un número de patriotas, y que viene atendiendo por su iniciativa y con sus exclusivos recursos al cuidado del Campo Santo de la Moncloa (1), donde recibieron sepultura 47 (2) víctimas de los fusilamientos del 2 de Mayo de 1808, ha tenido un bello rasgo de patriotismo, que viene a consolarnos de los olvidos pasados.
Las Cortes de la Nación y la Junta del Centenario, habían acordado erigir un mausoleo que perpetuase el recuerdo de los héroes, pero el tiempo pasa, y como pudiera desaparecer el recuerdo y el sitio del Cementerio, la ilustre Congregación ha acordado iniciar la construcción del monumento, y ha tenido la suerte de que el laureado escultor D. León Barrenechea haya sabido interpretar tan nobilísima idea que expresará a la vez el recuerdo imperecedero de la gloriosa hazaña y servirá do memoria del pasado a los iniciadores del monumento.
[...] De esperar es que las Cortes, el Ayuntamiento y los altos Poderes del Estado y las Corporaciones todas, acudirán a este llamamiento, honrándose al cooperar a tan hermosa obra."

(1) El Campo Santo de la Moncloa es el conocido como Cementerio de La Florida, que estuvo a cargo de la Cofradía de la Buena Dicha hasta el año 1917.
(2) Según la lápida colocada por la Junta municipal del Distrito de Moncloa en el año 1981, la cifra de patriotas fusilados enterrados allí es de 43.


Bibliografía:
"Heraldo de Madrid", Sábado 28 de junio de 1913. AÑO XXIV - NÚM. 8245 - Edición noche. Art. "La vida municipal. La sesión de ayer". Pág. 2, tercera columna. Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España
"Mundo Gráfico", Miércoles 3 de septiembre de 1913. AÑO III - NÚM. 97. Art. "De Bellas Artes". Pág. 2. Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España.

========================================================================


Las bocinas y el Ayuntamiento
Eran muchas las reclamaciones formuladas contra las molestias y el aturdimiento que ocasionaba al pueblo madrileño el sonido estridente y desagradable de las bocinas de automóviles. Por tal motivo, el alcalde, en la sesión del pleno del día de la fecha, dispuso dirigir oficio al Real Automóvil Club para interesarle en la necesidad de establecer una bocina de tonalidad uniforme y que se diferenciase de las adoptadas para otros servicios, a fin de que produjese el efecto necesario del aviso sin ocasionar molestias acústicas.

En el siguiente video, titulado "El misterio de la Puerta del Sol", primer film sonoro español realizado en 1929, nos da una idea de lo molesto que debía ser el constante sonar de bocinas, indispensables y necesarias tanto en el 29 como en el 13, cuando los peatones transitaban por la calzada.




Humor centenario
De los tantos viajes realizados por Romanones a La Granja, el lío político y el circuito de Guadarrama.
EL PALURDO. -¡Senor automovilista!... Que más adelante están D. Neptuno Codorniu y D. Santiago Madrugada, a los que se les ha roto un neumático...
ROMANONES. -Pues dígales que yo llevo mi auto sin gobierno, después de cuatro caídas, y que voy tropezando todo el camino. En esta carreterita cada cual se las compone como puede...



Las fotos
Las noticias daban cuenta del rescate de los prisioneros del cañonero "General Concha". Las fotografías muestran a sus protagonistas.



Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE MARZO (I)
Tortilla de espárragos
Dos manojos de espárragos trigueros. Doce huevos. Cien gramos de manteca de cerdo.

Se cortan las puntas de los espárragos, después de bien lavados y de darles un hervor con agua y sal.
Se rehogan en manteca bien caliente los espárragos. Se baten los huevos, echándoles tres cascarones de agua fresca, se mezclan los espárragos y se hace la tortilla en poca grasa y doblada, para que quede muy blanda por el centro.

Coste aproximado, 1,50 pesetas.


Muselina de bacalao
Medio kilo de bacalao. Cuatro huevos. Doscientos cincuenta gramos de aceite.

Después de tenerle en agua seis horas, se cuece el bacalao. Se saca, se escurre bien el agua y se deshace en hebras con ayuda de dos tenedores.
Bátense las claras á punto de nieve, mezclándolas con las yemas, también batidas, y con el bacalao.
Se toman cucharadas de esta mezcla y se fríen en aceite muy caliente.

Coste aproximado, 1,10 pesetas.




Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-161 EFEMERIDES1913

.

miércoles, 26 de junio de 2013

Madrid, 26 de junio de 1913




Efemérides del 26 de junio de 1913

Jueves 26






Máxima    32º
Mínima   13,8º






Contenido:
La enseñanza en Madrid - En las calles de Madrid - Servicio de trenes especiales de verano - La "manuela" y dos manolas (Referencia al coche Simón)



1913
JUNIO
L M X J V S D






1
2 3 4 5 6 7  8
9  10  11  12  13  14 15 
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30








La enseñanza en Madrid
Una Comisión de la Junta de Patronato de Primera enseñanza visitó al ministro de Instrucción pública, acordándose en la conferencia celebrada proceder a la construcción de nuevos edificios con destino a escuelas primarias municipales en los barrios de Prosperidad, Guindalera, Cuatro Camino y Puente de Toledo.
Las referidas construcciones darían comienzo inmediatamente, realizándose las obras con cargo a las 250.000 pesetas de que disponía el Ayuntamiento como subvención del Estado.
En la entrevista se tomó, además, el acuerdo de gestionar la adquisición de nuevos terrenos que sirvieran para la continuación de construcciones.
A este objeto se suplicó al concejal señor García Molinas que pidiese al Ayuntamiento una relación detallada de lo que pagaba anualmente en concepto do alquiler de escuelas.
Una vez conocida la cantidad se procedería a estudiar el medio de realizar una operación de crédito por valor de siete u ocho millones sobre la base de una anualidad de esos alquileres y poder así construir nuevos edificios escolares.



En las calles de Madrid
Calle de Bravo Murillo
Por la calle de Bravo Murillo pasó a toda velocidad un automóvil gris, tipo torpedo, que arrolló a una mujer, dándole un golpazo tremendo con una aleta, y después continuó su vertiginosa carrera. La mujer, a consecuencia del golpe, fue a caer debajo de un coche de punto que pasaba por encima de ella. En este vehículo fue llevada a la Casa de Socorro.
La mujer, que se llamaba Francisca Ortega González, de sesenta y dos años, sufrió la fractura de la tibia y peroné derechos, heridas en la cabeza y contusiones en todo el cuerpo. Pasó al hospital de la Princesa en estado grave.

Puerta del Sol
El alcalde de Madrid, Sr. Vincenti, conferenció con el Sr. Aguado, director de los tranvías, para buscar una solución a la gran congestión de la Puerta del Sol. En una hora entraban en dicha plaza una media de 300 coches.
El alcalde le hablo de las ventajas que tendría el hacer cabezas de línea en la Cibeles y la Plaza Mayor.



Servicio de trenes especiales de veraneo
La Compañía de los caminos de hierro del Norte estableció durante el verano, como en años anteriores, un servicio de trenes especiales a los puertos de Santander, Gijón, Coruña, San Sebastián y Bilbao, con billetes de ida y vuelta a los precios económicos de 25 pesetas en 2ª clase y 15 en 3ª para los pueblos del Cantábrico, y 30 pesetas y 20, respectivamente, para el de Coruña.
Los trenes especiales solo circulan a la ida, y el regreso podían efectuarlo los viajeros por los ordinarios que se indicaban en el cartel correspondiente y en cualquiera de los doce días que los billetes tenían de validez.

Las fechas en que salieron de Madrid los trenes especiales fueron las siguientes:
Para Santander el 12 de Julio.
Para Gijón el 23 de Julio.
Para San Sebastián el 28 de Julio.
Para Coruña el 1 de Agosto.
Para Gijón el 9 de Agosto.
Para Bilbao el 16 de Agosto.
Para Santander el 20 de Agosto.



La "manuela" y dos manolas
A propósito del monumento a los chisperos, transcribimos una conversación de dos manolas que citan a una "manuela"* y el gracioso y desarrapado sombrerillo que luce uno de los pencos que tiran de ella. La conversación va desvirtuando y se convierte en cotilleo, donde se ven las miserias de algunas clases altas, o que presumían de serlo.
Estupendos versos de Juan Pérez Zúñiga, publicado tal día como hoy de hace cien años en el "Heraldo de Madrid", con la jerga o argot propio de los madrileños de entonces.


—Buenos días, Cleta.
¿Ande vas, Rosario?
—Voy por criadillas
ande Trinitario.
—Mia, por allí enfrente
pasa la manuela
que ahora guía Carlos,
el de la Grabiela.
¿No has visto sus pencos?
¡Mia que están bonitos
con las sombrillitas
y los sombreritos!...
¿Se los hará el amo?
—Sí; por compasión...
Es pa defenderlos
de una insolación.
Eso te lo ha dicho
tu Simón ? —Sí, Cleta.
Eso lo hacen siempre
que el calor, aprieta.
—Hija, pues celebro
que a los animales
se les dé más cuido
que a los racionales;
que hay caballos de esos
que ni se menean,
y conozco, en cambio,
chicos que cocean.
Y hay trotón que, gracias
a su sombrerito,
va mucho más guapo
que mi señorito.
El primer sombrero
le chocó a la gente;
pero ya en las bestias
hoy es tan corriente,
que, al ver una en pelo,
dijo anoche Patro:
—¡Cómo va esa yegua!
¡Debe ir al teatro!
—Bien, pues... no lo digas;
pero mi señora
es tan miserable
y es tan ahorradora,
que ese sombrerito
célebre que gasta,
terminado en punta
de pajucha basta,
con cintajos tiesos
de color cereza,
es el que ha lucido
sobre la cabeza
dos o tres veranos
el caballo tordo,
que arrastraba el coche
de Julián, el Gordo.
—¿Y va a usarlo más?
—Bien pudiera ser.
Sin embargo, ¿sabes
lo que dijo ayer?,
Que se lo ha pedido
cierto general,
que es su amigo y viste
de un modo especial,
para cuando viaja,
disfrutarlo aún,
cuidadosamente
dado de betún.
—Bueno, pues yo ahueco.
—Pues adiós, Rosario.
—Voy por criadillas
a lo de Trinitario.
—Que lo del sombrero
quede entre las dos.
—Vete descuidada.
—Bueno, adiós.
—Adiós

* La "manuela", también llamada "Simón", era un coche de alquiler tirado por caballos que circulaba en Madrid entre los siglos XVIII y principios de XX. Idéntico a los típicos coches de caballos de Sevilla, la denominación técnica de este carruaje era la de "milord".
En un primer momento lo utilizaban las familias pudientes, más tarde Madrid lo adoptará como coche de alquiler. La capota se desmontaba y quedaba transformado en un cabriolé.

Ramón de Mesonero Romanos dedicará unos preciosos versos  al coche Simón en octubre de 1837, publicados en su libro  "Escenas Matritenses por el Curioso Parlante".
Comienza don Ramón con una breve pero contundente descripción de aquel carruaje:

"Hay en Madrid un Simón
que se alquila... no sé dónde,
y tiene más aventuras
que Gil Blás o Don Quijote.
Su figura es de caldera,
verde y negro sus colores,
no tiene muelles de Ce,
ni persianas ni faroles;
Ni menos en sus costados
se ostentan empresas nobles,
ni guarnecido pescante
con dobles cifras de bronce.
Modesto en su sencillez,
holgado en sus dimensiones,
tan cerca está de cajón
como distante de coche;
Y a no ser por cuatro ruedas
que se mueven, si no corren,
tomáranle por sepulcro
o babilónica torre."



Humor centenario
-¿Que me meta yo ahí...? ¡P'al gato!


Las fotos
Alumnos procedentes del Colegio de María Cristina, de Aranjuez, ascendidos a oficiales por Real Orden del 25 de junio de 1913 en la Academia de Toledo.




Recetas de la bisabuela
PARA EL MES DE FEBRERO (III)
Jamón en dulce
Un jamón de cuatro kilos. Una botella de vino blanco. Un kilo de azúcar.

El jamón ha de ser de Avilés, trasero y muy magro. En el vino se echa una hoja de laurel, un poco de salvia, un polvo de orégano y una cebolla donde se clava un clavo de especia, se tapa y se deja cuatro días en maceración. El jamón ha de estar en agua fría tres días, dándole vuelta de cuando en cuando; pasado este tiempo, se saca y pone á escurrir. Se quita al jamón la parte del codillo y la corteza, y se pone á cocer en una besuguera, con agua suficiente para cubrirle y la mitad del vino, bien colado. Cuando el jamón está algo tierno, se saca sobre la tabla, se deshuesa con un cuchillo de punta, se vuelven á unir bien los dos pedazos y se cose en una batista blanca bien apretada, volviéndole á cocer en el mismo caldo, añadiendo la otra mitad de vino y doscientos cincuenta gramos de azúcar.
Sácase cuando está tierno, se deja enfriar, se prensa y se le quita la tela. Colócase sobre una tabla, se cubre de azúcar molido y se plancha con la paleta de hierro hecha ascua, por uno y otro lado, para que adquiera una corteza dorada.

Coste aproximado, 20 pesetas.


Pudín
Cuatrocientos gramos de pan rallado., Dos cuartillos de leche. Medio kilo de azúcar. Diez huevos. Cien gramos de pasas de Corinto. Setenta y cinco gramos de pasas de Málaga. Una copa de ron. Cincuenta gramos de manteca de vaca. Dos limoncillos en dulce.

Se hierve la leche con el azúcar, se mezcla con ella el pan rallado y se deja reposar en una vasija de porcelana. Se lavan y se quitan las pepitas y los palos á las pasas, y se mezclan á la leche cuando está casi fría, añadiendo las diez yemas de huevo batidas y los limoncillos picados.
Se baña un molde con azúcar tostado, untándole cuando está frío con manteca de vaca.
Así preparado el molde, se añade á la pasta una copa de ron y las claras de huevo, batidas á punto de nieve. Mezclando todo perfectamente, se pone en el molde y éste en el baño de maría al horno. Tiene que cocer unas cuatro horas.

Coste aproximado, 2,85 pesetas.


Queso holandés
Medio litro de leche de vaca. Doscientos gramos de harina. Sesenta gramos de azúcar. Cuatrocientos gramos de queso de Gruyere. Doce huevos.

Se cuece la leche con el azúcar y se deja enfriar, se deshace la harina en la leche, ya fría, y se acerca á la lumbre, moviéndolo sin cesar, hasta que forme una natilla clara que se deja enfriar.
Se ralla el queso de Gruyere, se baten separadas las yemas y las claras, subiendo éstas á punto de nieve. A la natilla, ya fría, se añade el queso y los huevos, y mezclado todo, se vierte en un molde untado de manteca de vaca y se cuece al baño de maría durante una hora.

Coste aproximado, 3 pesetas.


Publicidad con solera



© 2013 Eduardo Valero García - HUM 013-160 EFEMERIDES1913

.